Remedios caseros para quemaduras

Remedios caseros para quemadurasLas razones por las cuales se producen las quemaduras, pueden ser muchas, una de ellas es debido al sol, otra por fuego y en otras ocasiones inclusive por el agua caliente.

¿Qué es una quemadura?
Una quemadura es una lesión grave que se produce en la piel y como hemos explicado, se pueden originar a raíz de diversos factores, sobre todo cuando la piel está siendo expuesta a altos niveles de temperatura, produciendo yagas o ampollas. Sin embargo existen también quemaduras químicas y eléctricas.

Uno debe de actuar de inmediato para evitar que la quemadura continúe esparciéndose por la piel, por lo que la principal medida de primeros auxilios que se debe tomar cuando se trata de quemaduras leves es sumergir la parte de la piel afectada en abundante agua fría que esté lo más fresca posible y de esta manera estaremos enfriando los tejidos quemados de la piel.

Remedios caseros para quemaduras:
– Uso del aceite esencial de lavanda para quemaduras: solamente cuando se trate de una quemadura de grado menor, es que podemos echarle a la piel un poco de aceite de lavanda sobre la piel dañada, esto le brindará al afectado una sensación de bienestar y de alivio inmediatamente, pues el aceite de lavanda es antiséptico y analgésico. El aceite de lavanda evita cicatrices.
– Miel para quemaduras: cuando alguna parte de la piel ha sido dañada, el uso de la miel para aliviar las quemaduras, la forma de aplicarla sobre la piel, es ayudándonos con un vendaje o alguna gasa y aplicando la miel de manera directa sobre la piel quemada.
– Bolitas de té negro para quemaduras de la piel, solamente cuando la piel ha sufrido quemaduras de menor grado, pues el ácido tánico que contiene el té negro favorece para sustraer el calor de la quemadura que se ha producido en la piel. Para utilizar el té negro para la quemadura, lo primero que haremos es colocar tres bolsitas de té negro en una taza con agua fría y esta la vamos a utilizar para cubrir toda el área quemada de la piel.
– Vinagre para quemaduras: una de las ventajas del vinagre para las quemaduras, se encuentra en que tiene propiedades astringentes y antisépticas, por lo que el vinagre para las quemaduras menores en una de las mejores opciones de tratamiento. La forma en que utilizaremos el vinagre en la quemadura es diluyendo una cantidad de vinagre por la misma cantidad de agua. El vinagre funciona como un analgésico y al mismo tiempo relaja el tejido de la piel con quemaduras.
– Hojas de llantén para las quemaduras: estas son unas platas herbáceas y un tratamiento popular para las quemaduras. Basta con tomar unas hojas frescas de llantén, triturarlas con un mortero y el jugo obtenido del llantén ponerlo en la quemadura.
– Jugo de cebolla: aunque te parezca que podría ser doloroso, el jugo de cebolla para la quemadura es un tratamiento excelente para as quemaduras de primer grado y alivian los dolores.

Consulta a tu medico