Remedios caseros para el hipo

Remedios caseros para el hipoLa mayoría de la veces el hipo no pasa de ser una simple incomodidad pasajera pero a veces este hipo se prolonga por hora y es allí donde empieza nuestra desesperación por querer terminar con él y cuando es así puede ser un indicador de alguna cosa más seria que tenemos en nuestro organismo.

Además es una contracción espasmódica del diafragma y músculos intercostales respiratorios y es causado muchas veces por lo siguiente:

• Comida muy aderezada
• Comer de forma rápida y con apuro
• Bebidas frías y con hielo
• Aire frío al abrir las ventanas o al salir
• Emociones intensas y sorpresas
• Nerviosismo y timidez
• Fumar constantemente

Lo máximo que puede durar el hipo son 48 horas, pasando este tiempo es recomendable ir al médico.
Por ello presentaremos remedios caseros que nos van a ayudar a mejorar este mal:

Consumir hielo para parar el hipo
Llene un vaso con cubos de hielo y lo vamos tomando despacio para que el hipo vaya pasando.

Cucharada de azúcar
Ingiera una cucharada de azúcar para quitar el hipo. El sabor dulce inundará la boca y se cree que esto hace que se calme el nervio que causa el hipo, si es que no tenemos azúcar también podemos utilizar miel de abeja, por lo que es más dulce se cree que pasa más rápido.

Líquido rápido
Nos servimos en un vaso agua fresca y lo tomamos lo más rápido que podamos sin respirar con ello nos pasará rápidamente.

Taparse los oídos
Algunos doctores recomiendan ponerse los dedos en los oídos para que pase más rápido el hipo. Se dice que, algunas ramas del nervio vago llegan al oído, así que estimulando las extremidades de este nervio se supone calmar el hipo, aunque muchas veces no pasa, por ello sería recomendable intentarlo 3 veces por lo menos. Lo que debemos evitar de hacer es meternos el dedo al oído porque nos podríamos hacer algún daño.

Gárgaras
Hacemos gárgaras con agua tibia a la cual también le podemos agregar manzanilla para que nos relaje.

Crema de Requesón
A media taza de requesón le añadimos 2 cucharadas de sal y mezclamos bien. El consumo de esta cuajada es también un recurso efectivo en menos de lo que pensamos nos habrá pasado el hipo.

Jengibre
Cortar el jengibre fresco en rodajas pequeños; lo chupamos estos pequeños pedazos de jengibre hasta que nos pase el hipo no deje de hacerlo es efectivo.

Algodón y alcohol
En un algodón agregaremos un poco de alcohol y lo pasaremos sobre nuestra nariz hasta sentir el dolor intenso del alcohol. El objetivo de esto es que su olor sea fuerte y llegue hasta nuestros pulmones para que se pueden abrir y de ahí se vaya la sensación del hipo. Se recomienda colocar el algodón a 3 centímetros de nuestra nariz si no nos puede ocasionar daño olor el olor fuerte del mismo.

Tomamos agua al revés
Prepárate medio vaso de agua, nos acostamos en la cama o en le mueble al revés, hacia atrás, o sea tu cabeza va hacia al suelo y bebemos uno o dos sorbos de agua nos levantamos y veremos que ya paso de forma rápida, si es que no volvemos a intentarlo.

Consulta a tu medico